Archivo de la categoría: Programas de naloxona

Razones de las prácticas de riesgo en usuarios de drogas por vía parenteral adscritos a programas de reducción de daños en Barcelona

Razones de las prácticas de riesgo en usuarios de drogas por vía parenteral adscritos a programas de reducción de daños en Barcelona

Reasons for risk practices of injected drug users involved in harm reduction programs in Barcelona Rafael Clua García Facultat de Ciències de la Salut de Manresa, Universitat de Vic – Universitat Central de Catalunya
Available from: https://www.researchgate.net/publication/350499499_Razones_de_las_practicas_de_riesgo_en_usuarios_de_drogas_por_via_parenteral_adscritos_a_programas_de_reduccion_de_danos_en_Barcelona [accessed Apr 01 2021].

A partir de la observación antropológica, Rafa Clúa explica creencias erróneas entre los consumidores, inyecciones de alto riesgo por deterioro de venas periféricas y para intentar disimular punciones. También alternativas de consumo en otros espacios menos que las salas de consumo. Viviendas y vía pública.

En ocasiones los usuarios en situaciones de extrema precariedad y sufrimiento llevan a cabo prácticas de riesgo anteponiendo el “alivio inmediato” frente a los riesgos de compartir o reutilizar
utensilios para el consumo.

Es decir que se mezclan conceptos erróneos, con circunstancias del entorno de mayor deterioro.

Fuera del sistema

Hay personas que ponen en jaque al sistema. Que parecen no sacar experiencias, que no siguen las normas, difíciles de trato, con comportamientos fuera de las normas. Expulsados de instituciones docentes, sociales, sanitarias. Pero alguien tiene que seguir enseñándoles, atenderles, intentar entenderles. Que esté garantizado este alguien.

Hasta que nos hagan caso

Hasta que nos hagan caso. Título: Rafa Clúa, foto Monica Das Neves. Las palabras se precipitan incansablemente con la lluvia hasta que calen. No más personas en la calle, hayan sido violadas o aún no. Servicios dignos para las personas socialmente deprimidas, consuman drogas o no. Que vayan desde las necesidades básicas a su realización personal. Diseñados por y para ellas. Tengan o no enfermedades físicas o mentales. Salas de consumo las 24 horas. También fuera de Catalunya y Euzkadi. Programas de heroína inyectada. Alternativas a la prisión. El análisis y la revisión de lo que hacemos a diario, a diario nos hace avanzar. Apoya, por encima del castigo. El castigo si no es terapéutico y educativo es un castigo. Empatía, muchas empatía, toda la empatía.

Sobredosi, 10 preguntes i 10 intents de resposta

En col·laboració amb la fotògrafa i psicòloga d’extraordinària sensibilitat Mónica Das Neves https://mdnshots.com/ i coincidint amb el dia Internacional de la sensibilització sobre la sobredosis -30 d’agost- es presenta Sobredosi: 10 preguntes i 10 intents de resposta.

Les sales de consum són una bona alternativa a les morts per reaccions agudes al consum.  No s’entén perquè no tenen un horari complet, sent un lloc segur de consum, punt de trobada i on contribuir a fabricar relacions de confiança, nous plans de futur, potenciar l’auto-estima i la realització personal. Sens dubte, sales de consum, arreu, tots els dies i hores de l’any.

Però no en hi ha prou. Cal el compromís professional de defugir de judicis previs, propiciar serveis dissenyats per les necessitats de les persones i no per la comoditat o excedents de les institucions, tot i sabent que res és fàcil, que hi ha dies i moments molt complexes i que el consum de drogues i el seu entorn no és ni molt menys un camí de roses.

Però res és inamovible i tot ha de ser qüestionable.

Veure tot el projecte

Rafael Clúa-García, La gestión de placeres y daños. Estudio etnográfico sobre el consumo de drogas en vía pública, viviendas y salas de consumo higiénico

Rafael Clúa- García es uno de los autores más interesantes de la atención a consumo de drogas, en la actualidad en Catalunya.
A él se debe la recuperación, a través de trabajos de campo de su fromación de antropólogo, de experiencias no publicadas.
En esta nuevo interesante artículo hace una presentación histórica de la implantación de salas de consumo en Barcelona.
Aporta datos actuales sobre las salas de consumo en Catalunya y el perfil de las personas que las utilizan.
“A pesar de que las evidencias muestran que las SCH pueden contribuir a mejorar la salud y las condiciones sociales de los usuarios, se continúa consumiendo en espacios clandestinos e insalubres en vía pública y viviendas” (1) Rafael investiga en su artículo circunstancias y motivos
1. Clua-García R. La gestión de placeres y daños: Estudio etnográfi co sobre el consumo de drogas en vía pública, viviendas
y salas de consumo higiénico. Salud Colectiva. 2020;16:e2481. doi: 10.18294/sc.2020.2481.

https://doi.org/10.18294/sc.2020.2481

La pandemia desborda la sala de venopunción del Raval

https://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20200801/482598290827/pandemia-desborda-sala-venepuncion-divide-raval.html

La publicación relata que a primeros de agosto de 2020, la sala de venopunción del Raval se halla desbordada a pesar de la ampliación a nueve de las plazas de consumo supervisado.

Se cita como alguno de los argumentos, los cambios en los hábitos de los distribuidores que pueden influir al permitir menos consumo en los pisos de venta.

Los cambios en el mercado ilegal influyen más en la realidad de los  consumidores que el propio espacio legal.  Aumento de las plazas de desintoxicación, programas de heroína inyectada son temas pendientes.

Pero puede haber otros argumentos para la plétora de pesonas consumiendo por vía intravenosa en las calles de Barcelona. Más allás de las 21 horas no hay ningun dispositivo de atención a consumidores activos.

La estructura y funcionamiento de las salas apenas han cambiado desde su implantación en 2003, 2004.

Mucha, mucha gente viviendo en la calle.

Se hacen necesarios cambios inminentes en el programa sanitario y social de atención a consumidores activos.

 

Generalización de pruebas PCR

El periódico La Vanguardia  en su edición de viernes 31 de juliol de 2020, pg 23, informa de la generalización de pruebas PCR a toda una determinada población.

Çontar con una prueba fiable y aplicarla es la mejor forma de detectar enfermedades. Sin duda hay que evaluar a quién y cuándo se solicita, pero el conocimiento de los casos y la actuación adecuada en los casos positivos es una buena manera de frenar la extensión de cualquier infección.

En la misma página se cita el aumento por tres veces de la sintimatología depresiva, por cuatro los síntoma de ansiedad y ha aumentado 10 veces el consumo de psicofármacos.